sábado, 24 de mayo de 2014

Quiero que sepas una cosa


La luna ya no viste nacarada,
ni dormita silenciosa un níveo sueño
antes de salir a su escenario.

Quiero que sepas una cosa:                                                    
El tiempo ya  no anda con muletas,
divagando, buscando fortaleza
en el rastro presumible de la boca.
Ya no silba aquel labio tan contento
tiernos versos volados en aviones,
ni los sueño ya radican en temores
agotados en un presentimiento.
Día a día los forjé con las palabras,
y no miento.
Aquel pozo, fue un orado beso,
la promesa que emigraba de mi verso.
Y aunque fueron oradores  en mis labios
hoy se han vuelto enemigos de mi boca.
Quiero decirte una cosa:
fueron verdes en los campos espigados
y crecían en mi pecho con valor
pero hoy los dejo en las muelas del molino
para que otros mastiquen su dolor.

M M
Reservado todos los derechos de autor ©




Código: 1405240914473
Fecha 24-may-2014 18:03 UTC
Licencia: All rights reserved