sábado, 14 de julio de 2012

Amantes

Amantes de un sueño,
el lirio y la rosa
en goce cayeron en la primavera.
Más el desengaño
fatal mensajero
dio destino imposible y murieron.
Desde entonces en la ribera,
las aguas revoltosas lisonjeras
mojan sus flores cuando revientan
cada primavera.

M M (13-7-2012)

Reservado todos los derechos de autor ©