martes, 30 de octubre de 2012

Húmedo y estremecido beso


Húmedo y estremecido beso
que con un dedo agarrado a la cordura
en el quicio de la boca encontré.
¡Ay beso!
Que deseos tan ansiosos encontraste en mi ser.
Presumido, revoltoso beso que jugaste con la boca,
silenciando los gemidos de este loco equilibrista
convertido en alquimista  prendido a tu ser.
Beso…
Huella eterna en la húmeda batalla de las bocas.
Beso ¡Ay beso!
Cuerpo, beso, húmedo cuerpo,
fuego…Estás en mí amor,
me silenció el beso.

M M  (21 –1- 2009)

Reservado todo los derechos de autor ©