jueves, 22 de noviembre de 2012

Siendo el verso un desafío

Siendo el verso un desafío
pongo por meta destreza
para conseguir belleza.
Y a mi musa yo confío
todo su libre albedrío
consiguiendo sin treta
solo versando discreta
de una manera armoniosa
sin que quede presurosa
una espinela perfecta.

M M C (21-6-2012)

Reservado todos los derechos de autor ©