lunes, 5 de noviembre de 2012

Sucedió



Lo mejor de ti
me lo bebo en mis versos
cuando te amo.
¡Así! Sin apenas rozarte
sin ver tu mirada
sin beber un solo beso
en mi silencio ebrio y enamorado.
Donde mi verso es canto
para que oigas en tu invierno
mi calmada primavera
desnuda en esa sed ardiente
que sonríe en tu boca.
¡Ya no estoy desesperada!
mi palabra no es un eco
ni soy una espiga doblada.
Amor, he crecido en tu rama
mis hojas visten de nácar,
he brotado como el blanco lirio en la enramada.
¡Mírame!
Alzo en vuelo todos los días,
y por ti, en tú honor,
repican  en mi pecho las campanas
cuando habla el corazón.

M M

Reservado todos los derechos de autor ©