jueves, 20 de diciembre de 2012

La Navidad



Con este poema me gustaría desearles a todos los que se detienen en mis letras, unas felices fiestas navideñas utilizando aquella dedicatoria tan entrañable de las postales.




 En la magia de la noche
alrededor de los sonidos familiares.
En el aleteo de un sueño.
 En un lucero que alumbra.
En el acallado sonido del pensamiento
que crece sereno dentro del alma
cuando se llena de amor el corazón.
Ahí vive La Navidad.
Donde los corazones laten
con música. Los recuerdos
bailan en los sueños, y los deseos
colman el alma.
¡Ahí! ahí vive la Navidad
Donde el aire parece inmóvil
cuando llama a la puerta
el mago más hábil del mundo,
y con un soplo de aire frío
viste de blanco esta fecha especial.
Donde crece el amor
y se abrillantan los corazones,
cuando a la mesa se sienta  la alegría
con la nostalgia de los que no están.
¡Ahí! Ahí vive La Navidad.
Si me preguntas dónde vive la Navidad.
Te contesto_
En el alma de quienes te rodean e iluminan tu vida
ayudándote a conservar su espíritu.

M M

Reservado todos los derechos de autor ©