sábado, 1 de junio de 2013

Después del beso ¡todo!

  Después del beso ¡todo!
Pero antes, antes de todo,
dame el beso.
Corona mi boca
con tu boca.
Riégala con el mejor beso
que haya salido de tu boca.
Úngela de ti, de tu aliento.
Que abrumada  la mía acompasada
respirará en la fragua de tu voz.
Abrasadora, sucumbirá mi boca
a tu boca
en el silencio de tu beso ávido.
Me consagraré a tu alma
y sabré como habla tu amor.

   M M

 Reservado todos los derechos de autor ©