lunes, 2 de diciembre de 2013

De espirales en la boca.

De espirales en la boca.
De portazos en los ojos
impregnados de silencios
se desmorona  el verso
como lágrima
al deslizase de mis ojos
en una voz con alas.
Ellos, a pleno pulmón respiran mi alma
y caen libres, yertos de verdad
desde el umbral de mis manos.
Qué instante memorable
el que ciega mis ojos y agua mi boca
al sentir que me deshago ante tal desamparo
cuando pierden de mis manos sus raíces
y caen en un blanco inmaculado.

 M M

Reservado todos los derechos de autor ©