martes, 13 de enero de 2015

Cruzando el otoño

   

  Va calándose  como un rumor suave dentro del alma.
Es como oír una canción de cuna
en una brisa mansa que refresca mi sien.
Como un velero que vuela
sobre las pisadas que dejó el ayer
en la mirada naranja  que exprime el  horizonte
que como un ave viajera va entre los rayos del sol
con la  juventud vendada en los ojos.
Y se va abriendo paso en los pozos de silencio,
repiqueteando en  las manecillas  de un viejo reloj,
velando dentro de mí una lánguida ternura.
Cuanta intimidad despierta en mí vaciándome gota a gota
en sus enjambres de aromas.
Cuantas pulsaciones dilata del pasado,
latiendo dentro de mis venas  en la impronta de los años
rebuscando en la memoria, deshojando los otoños,
recordándome que tuve  primaveras.


 M M

Reservado todos los derechos de autor ©