martes, 11 de septiembre de 2012

Con el primer rayo de luz de la mañana


Con el primer rayo de luz de la mañana
me llega de ti el calor de tu alma.
Al esbozar el día, como primicia,
las aves cantan en el cauce del río
y las cristalinas aguas palpitan de dicha
al escuchar las notas del mundo de afuera
que volando llegan hasta su orilla.
Mi corazón se emociona al contemplar
este perfecto decorado en mi alma
donde la densidad de mi amor en un momento único
llena de ti, todo mi ser, pensándote,
creándote como conjunto de mi paisaje
para que estés conmigo en el blanco recuerdo que guardo de ti

M M (18-2-2011)

Reservado todos los derechos de autor ©