miércoles, 5 de septiembre de 2012

Hoy le tomé el pulso a la nostalgia

  Hoy le tomé el pulso a la nostalgia
y me ardían los ojos de amarte
cuando te vi en el banco de aquel parque,
mientras las hojas caían en mi memoria.
Que triste y apretada llevaba el alma,
cuando corriendo por las calles
de los recuerdos agónicos de aquel instante,
buscaba tus manos para sujetarme.
Hoy le tomé el pulso a la nostalgia
y me ardían los ojos de amarte
mientras mi boca sedienta de tus besos
lanzaba un quejido a la noche.
Que sola la Luna, que sola y callada,
cuando mi cuerpo se abrasa
en esta fría noche con los recuerdos del alma.
Hoy le tome el pulso a la nostalgia,
me perdí en tus calles, temblé al sentirte
como aire caliente en mis entrañas,
y me ardían los ojos, me ardían de amarte

M M (12 – 4 -2008)

Reservado todo los derechos de autor ©