sábado, 27 de octubre de 2012

¡Grita corazón!

¡Grita corazón!
Habla sin temor por dolor.
Dile, no encuentras razón,
que vives en una prisión.
enjaulado cual ruiseñor.
Atormentado por amor
donde tu sagrado canto
muere con el desencanto.
En soledad desfallece,
y sin caricias fenece
en desconsolado llanto.

M M(8-4-2012)

Reservado todos los derechos de autor ©