martes, 9 de octubre de 2012

Te hablo...



Te hablo de la oscura
soledad. Duro castigo
donde tú eres testigo
de mí triste desventura,
siendo esa la locura
que me lleva en desatino
por camino peregrino.
En sombra  me convertiste,
cuando tú, muerte me diste,
fracturando lo divino.

M M (22-3- 2012)
Reservado todos los derechos de autor ©