lunes, 28 de enero de 2013

Su voz

Su voz se alzó en la muchedumbre.
Habló, y el deseo se convirtió en verso.
Don de la voz, que su musa le dio,
una bella pluma y un gran corazón.

Estiró los sueños para calmar su fiebre,
rebuscó en la dicha y la angustia depuso.
Y todo esto, en su saco de magia metió
siguiendo los pasos de su corazón.

Se comprometió con desnudas verdades,
con su fiel palabra y su gran ilusión.
Esgrimió su espada, y con el verso cantó,
haciéndole frente a su malhechor.

No era otro que el miedo, a lo que enfrentó,
y con palabras duras al amor le habló.
Sé que ningún hijo de nosotros nació,
pero nacieron mil versos predicado tu amor

Cantó el poeta, su voz alzó,
y del fondo del alma, su voz, el dolor desgarró.

MM

Reservado todos los derechos de autor ©