domingo, 10 de febrero de 2013

Colgué mi beso en tu labio

Colgué mi beso en tu labio,
encendida  en quiebros de auroras.
Lo colgué en la noche
ardiendo entera en tu pupila.
Sin miedo, sin dudas,
tallé caricias con suspiros,
en silencio, con trémulos latidos.
Sentí en tu boca embelesar  mi beso.
¡Y tú!
Trastornado, desbordado, enloquecido.
Buscando asilo en mí
con el corazón en vilo.
En mi pecho, anegado, encendido,
cantando mieles poéticas.
Brillando en fuego vespertino
¡Oh! Tu beso, brisa de cálido suspiro,
ola en tempestad de acalorado brío.
Dulce murmullo, tierno gemido,
donde de amor me envolvió el suspiro  
en este puerto de tu boca
donde rompe como ola.
¡Ah! Tú  beso en mi boca.

MM

Reservado todos los derechos de autor ©