viernes, 22 de febrero de 2013

Te forjo en sueños

Te forjo en sueños,
en la encrucijada de mi alma.
A escondidas,
 en el vuelo invisible de la tarde
de enamoradas sombras.
Te forjo en la melodía
que se repite una y otra vez,
a la misma y extraña hora
cuando te coronas
en la inmensidad del sueño.
Y siento escalofrío,
y a la vez un gran reposo,
cuando cruzas como una centella mi pecho
en felicidad y paralizas la noche sin raciocinio,
 donde nace el amor en mis ojos.
Intimo y silencioso en la penumbra
te fundes con mi sombra
en la humilde oscuridad
que detiene instante.
Dormida mi piel en tus brazos amante,
mi fortuna eres.
 Deseos y anhelos,
que forjo en el sueño.

 M (22-12-2009)

Reservado todos los derechos de autor ©