jueves, 14 de marzo de 2013

Que no te enoje

Que no te  enoje mi sonrisa.
Que sea líquida como agua limpia,
que escriba en verso, toda razón.
Que cure el alma, que borre el llanto
su vuelo llano al recorrerte mi corazón.
Que no te enoje mi silencio
cuando confunde a tu razón.
Cuando saltan mis dedos
de verso en verso hasta tu pecho
latiendo líneas con mi pasión.
Que no te enoje ¡No!
Que no te enoje, amor.

M M 

Reservado todos los derechos de autor ©