jueves, 6 de junio de 2013

No quiero que exhales por mí un lamento


No quiero que exhales por mí un lamento,
ni que el amor se convierta en porfía,
pues veo que te alejas vida mía
por callarme cobarde el sentimiento,

donde añoro tus brazos con tormento.
Pues sin ellos tan poca es mi alegría
por que todo lo que en mí un día ardía
se entristece sintiendo sufrimiento.

Olvidaste que mi alma en ti dormía,
mataste del amor nuestro calor
sabiendo que en silencio yo sufría

destierro vida mía por amor.
Esta alma de traiciones no entendía,
La heriste provocándole dolor.


  M M
 Reservado todos los derechos de autor ©