jueves, 18 de julio de 2013

A medio centímetro

   A medio centímetro de tu labio
empapado de amaneceres leído,
un augurio en un sendero de besos
con un palmo de libertad
entre tu boca y mi boca.
Si existes, existo.
Si hablas, soy sonido.
Fantasía de tu carne y tus huesos,
cuando el sueño roza tus ojos de amante
en el pacto de hallarnos sin palabras.
Experimento de amor silencioso.
Pabellón de sueño en el iris de tus ojos
maniatado a tu verso.
Mas no soy yo,
siempre eres tú en mi imperfección
llorando enjuagada ternura
para lavar mis ojos
y despertar a nuestro sueño cómplice.


M M        

 Reservado todos los derechos de autor ©