lunes, 19 de agosto de 2013

La vida

Tiemblan las hojas de otoño
bajo la cálida brisa de la aurora.
¡Ay amor!
Me maravilla esa variedad de tonos
naranjas y brillantes,
desafían la muerte temprana
después de ese verde resplandeciente que domina mis latidos.
En un quedo entusiasmo,
sonrío al pensar en el color de tus ojos.
Vareo esa imagen
donde se impone el aroma del roble
en un leve beso de aire.
Dulce copa en mi nube de suspiros.
Acompasada o entrecortada, la vida,
la pasión, el amor, mi sueño,
héroe melancólico contigo.
¡Ay amor!
En mis ojos filtro los momentos,
más la vida tiene sus hojas inoportunas
y caen una a una en el ulular del tiempo.


          M M

Reservado todos los derechos de autor ©