lunes, 4 de noviembre de 2013

Quemándome en silencio


Este amor de latidos
que como hoja de Otoño
se desliza suave en el aire
y se hunde en tu pecho
en un mortal suicido sin palabras,
me quema.
Me quema en tus lascivos ojos.
En un beso que despierta en tu boca,
asaltando mi silencio.
Y te filtras convertido en una gota
con sabor a ambrosía
hablando el lenguaje del amor  
en un segundo de agonía dentro de mi alma.
Y en una detonación te agolpas en mi pecho
quemando mi boca con un beso
que gime saciado de amor.

M M

Reservado todos los derechos de autor ©