domingo, 10 de noviembre de 2013

Silencio de silencio

Abracé aquella  tarde
como quien abraza
el  último instante de vida.
Lloré sintiendo pudor en la lágrima
que  corría  desnuda de sueño  por mi mejilla.
Sí, la abracé
y  fue una tarde larga ungida de nostalgia
llorando fatiga en las ramas del viento
donde azotaba  tu voz , tu boca, tu beso.
Una  tarde con un  hueco vacío,
con cristales vahídos de ojos que esperan.
Sí , una tarde muerta,  atrincherada,
callada guardando luto de tristeza en insomnio.
Tan solo, en algún momento un murmullo
de silencio poblado de horas ,esperaba  la aurora
como quien espera la muerte.
M M

Reservado todos los derechos de autor ©