martes, 21 de enero de 2014

Los sueños pisan tierra

Llegó el suspiro a mí,
efímero, cálido velo,
cuando mirada esquiva dí,
la espalda a tu anhelo.
El roce frío de tu voz en mí
no causa ya desconcierto.
Quizás, en el andar merecí
arribar en aquel puerto.
Lugar de encuentro, donde yerra
una y otra vez la maldita guerra,
que la noche aquí encierra
cuando el  sueño pisa tierra.

                                                                M M

                                      Reservado todos los derechos de autor ©