sábado, 20 de abril de 2013

Lo que te doy, no es propina

   Oraciones de agonía
donde me haces padecer
celando tu dulce querer.
Do el corazón me porfía
sin preguntar si quería,
fueran besos con espina.
Allí, mi boca adivina
que no es amor verdadero.
Y así, yo ya no lo quiero.
Lo que te doy, no es propina.

                    M M
               Reservado todos los derechos de autor ©