viernes, 5 de julio de 2013

¡Ya sabes como es esto!


Después de la tormenta,
amanece queriendo que me quieras en tu boca
en estos versos míos que despiertan queriendo.
Son de puro anhelo,
de deseo sumado al deseo.
Y así,
me brotan excesivos,
cuando tengo la esperanza
de que hoy tendré tus manos
bailándome las ganas en el sueño.
Y te beso,
te beso con el beso
que calcina las palabras en el lecho.
Piel con piel
el deseo se me excita
queriendo desatar en este sueño
los días que envejecen sin tenerte.
Y te bailo las ganas, y me ardo en mi fuero.
Ríeme, bésame los ojos de alegría
Vierte en mí el desahucio del olvido
de esos apilados sentimientos.
Bebe de mi boca,
que repleta de ti, revienta de amor.
¡Ya sabes cómo es esto!
Después de la tormenta,
amanece queriendo que me quieras.

M M

 Reservado todos los derechos de autor ©